Radiofrecuencia facial

$800.00

¿Qué es y en qué consiste su tratamiento?

La radiofrecuencia es una técnica que se utiliza con fines terapéuticos y que desde hace tiempo se utiliza habitualmente en cirugía.

¿Qué es y en qué consiste su tratamiento?

La radiofrecuencia es una técnica que se utiliza con fines terapéuticos y que desde hace tiempo se utiliza habitualmente en cirugía.

El tratamiento de radiofrecuencia consiste en aplicar energía a través de la parte superficial de la dermis. Esto se lleva a cabo mediante un calentamiento intenso y controlado, que incide en la piel y el tejido celular. Esto provoca en la dermis una serie de reacciones que sirven para:

  • La formación de colágeno. Al aumentar la temperatura de los fibroblastos (responsables de la fabricación del colágeno), los tejidos adquirirán mayor firmeza.
  • El drenaje linfático. Esto servirá para disminuir tanto las toxinas como el exceso de líquidos, elementos que contribuyen a la formación y aparición de la celulitis.
  • Mejora de la circulación a nivel de la piel y del tejido subcutáneo. Al mejorar el metabolismo, disminuirá la percepción de la antiestética piel de naranja y flacidez, produciéndose además una reducción de volumen.
  • Disminución de fibroblastos. Esto tiene como resultado un rejuvenecimiento del área tratada.
  • Actualmente, el uso de radiofrecuencia, ha trascendido el ámbito de la medicina y se utiliza como alternativa terapéutica para tratar problemas dermoestéticos como la celulitis o la flacidez facial y corporal.

El tratamiento con radiofrecuencia es perfecto para personas que sufren estos problemas pero no desean someterse a una operación quirúrgica. También se utiliza para otros usos, como por ejemplo, para completar la acción de una liposucción. El tratamiento de radiofrecuencia facial es idóneo para eliminar problemas de flacidez como la antiestética doble papada o el descolgamiento facial.

Tras la aplicación de una sesión de radiofrecuencia, se consigue reestructurar poco a poco el colágeno profundo, lo que hará que se formen nuevas fibras que sustituirán a las anteriores. Esto dará mayor elasticidad a los tejidos y mejorará el aspecto general de la piel, eliminando los signos del paso del tiempo.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Radiofrecuencia facial”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Qué es y en qué consiste su tratamiento?

La radiofrecuencia es una técnica que se utiliza con fines terapéuticos y que desde hace tiempo se utiliza habitualmente en cirugía.

El tratamiento de radiofrecuencia consiste en aplicar energía a través de la parte superficial de la dermis. Esto se lleva a cabo mediante un calentamiento intenso y controlado, que incide en la piel y el tejido celular. Esto provoca en la dermis una serie de reacciones que sirven para:

  • La formación de colágeno. Al aumentar la temperatura de los fibroblastos (responsables de la fabricación del colágeno), los tejidos adquirirán mayor firmeza.
  • El drenaje linfático. Esto servirá para disminuir tanto las toxinas como el exceso de líquidos, elementos que contribuyen a la formación y aparición de la celulitis.
  • Mejora de la circulación a nivel de la piel y del tejido subcutáneo. Al mejorar el metabolismo, disminuirá la percepción de la antiestética piel de naranja y flacidez, produciéndose además una reducción de volumen.
  • Disminución de fibroblastos. Esto tiene como resultado un rejuvenecimiento del área tratada.
  • Actualmente, el uso de radiofrecuencia, ha trascendido el ámbito de la medicina y se utiliza como alternativa terapéutica para tratar problemas dermoestéticos como la celulitis o la flacidez facial y corporal.

El tratamiento con radiofrecuencia es perfecto para personas que sufren estos problemas pero no desean someterse a una operación quirúrgica. También se utiliza para otros usos, como por ejemplo, para completar la acción de una liposucción. El tratamiento de radiofrecuencia facial es idóneo para eliminar problemas de flacidez como la antiestética doble papada o el descolgamiento facial.

Tras la aplicación de una sesión de radiofrecuencia, se consigue reestructurar poco a poco el colágeno profundo, lo que hará que se formen nuevas fibras que sustituirán a las anteriores. Esto dará mayor elasticidad a los tejidos y mejorará el aspecto general de la piel, eliminando los signos del paso del tiempo.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Radiofrecuencia facial”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *